Menu

La liturgia y la piedad popular

Desde que el hombre aparece como hombre, aparece como ser religioso, que celebra y abre al misterio con estupor y admiración: «El fresco de la capilla Sixtina en el que Miguel Ángel representa la creación de Adán, es quizás una de las mejores expresiones artísticas de esta fuente de reflexión antropológica: el espacio existente entre el dedo de Dios y el de Adán es el centro invisible de todo el cuadro, esa grandeza misteriosa que convierte al hombre en un ser humano»1

Leer más...
Suscríbase a este Feed RSS